Cómo elegir un ponedero para tus gallinas

- Categorías : Granja y Hogar

¿Estás pensando en comprar un ponedero? ¿No sabes cuál comprar? En este blog te damos unas nociones importantes para elegir tu mejor opción.

Un ponedero es un producto para que la gallina se sienta cómoda al poner los huevos, y que una vez puestos, los huevos se alberguen en un espacio donde estén a salvo de golpes, otros depredadores o incluso algunas gallinas que intentan picotearlos.

Los ponederos están compuestos por un cuerpo que sirve como refugio del animal y una cubeta. Cuando hablamos del cuerpo, es importante conocer que este espacio debe de tener poca luz para que la gallina se sienta refugiada y cómoda. Esto facilitará la puesta de tus gallinas. En el caso de los ponederos individuales o por departamentos, es importante que el espacio interior no sea demasiado ancho para que dos o más gallinas no puedan entrar.

Normalmente el cuerpo del ponedero está fabricado en Madera, metal o plástico, los tres materiales son buenas opciones para las gallinas, pero la madera tendrá que ser tratada cada cierto tiempo para que no sea un foco de parásitos que puedan generar algún malestar a nuestros animales.

Otra parte fundamental que compone el ponedero es la cubeta. La cubeta se diferencia de los nidos en que esta tiene un depósito donde almacenan de forma segura los huevos. Las mejores cubetas son las fabricadas en plástico, ya que son más fáciles de limpiar, cómodas para el animal y de mejor calidad. Es importante que la parte donde pisa la gallina no tenga ningún agujero, ya que la limpieza se hace extremadamente difícil al quedar la suciedad incrustada entre los agujeros. Solo se permiten agujeros en el depósito evitando que se acumule polvo y suciedad que los huevos hayan podido coger a la hora de rodar por la cubeta.

Dentro de la cubeta hay que fijarse bien en que el deposito sea lo suficientemente grande para que entren 12 huevos sin problemas. Esto es muy importante porque sin los huevos quedan expuestos a las gallinas, estas pueden picarlos para comérselos. A la hora de levantar la tapa para coger los huevos, se agradece que esta quede elevada sin necesidad de sostenerla, para que con una mano podamos coger los huevos y en la otra la bandeja de huevos para ir colocándolos de forma segura.

Las patas en los ponederos son un accesorio muy útil, sobre todo cuando no tienes claro donde ubicarlo o quieres tener flexibilidad a la hora de poder moverlo para cambiarlo de sitio en tu gallinero. Esto es una gran ventaja ya que la mayoría de los ponederos se cuelgan en la pared, solo unos pocos fabricantes han incorporados patas a sus modelos, y solo COPELE ha innovado para que en la misma cubeta vengan patas que hagan posible que el ponedero pueda ponerse en el suelo sin problema de que el huevo no ruede. Las patas metálicas elevan el ponedero y esto también es bueno porque le da más intimidad al animal.

Se dice que cada hueco de un ponedero individual es apto para 5 o 6 gallinas, pero es bueno tener siempre dos o más huecos independientemente del número de gallinas, ya que ciertas gallinas más territoriales suelen pasar más tiempo en el ponedero, impidiendo que las otras gallinas puedan entrar para poner sus huevos. Por lo que, aunque tengamos menos de 6 gallinas, es recomendable comprar dos departamentos.

Ponedero para gallinas

Uno de los errores que tienen muchos usuarios es poner paja dentro de la cubeta. Para esos casos existe el nido, que tiene la finalidad de permitir a las gallinas empollar sus propios huevos fecundados, y es un producto que tiene un precio más económico. Si compras un ponedero es porque la finalidad es que la gallina tenga un lugar idóneo para poner los huevos y que estos se conserven a salvo en las mejores condiciones. Los nidos sirven para aquellos usuarios que quieren que las gallinas empollen los huevos en un lugar cómodo para ellas.

Share